Pilates Post Parto

Post Parto:
Gracias a los movimientos de Pilates, no sólo cuidaremos nuestra postura, sino que nos recuperaremos de los cambios corporales propios del embarazo.

Tras el parto se disminuye la fuerza del periné y se produce una relajación del suelo pélvico que puede llegar a provocar disfunciones urinarias. Gran parte de este problema se puede evitar trabajando correctamente la musculatura de la zona, fortaleciéndola de manera que se eviten estas pérdidas de orina.

Dependiendo de la mujer, y de lo que le recomiende su especialista, aproximadamente a las 6 semanas de dar a luz se podrá empezar con ejercicios muy suaves. Éstos nos reportarán beneficios como: